Fue a inicios de los años 80 cuando John Huston uno de los directores más influyentes de mediados del siglo XX con clásicos como El Halcón Maltés (1941), El Tesoro de Sierra Madre (1948) o La reina de Africa (1951) hizo uno de los experimentos que al día de hoy sigue resultando extraño, hacer una combinación de cine bélico con fútbol y para ello utilizar a varios de los futbolistas más importantes de esos años. El rey Pelé y la leyenda del fútbol inglés Bobby Moore tenían papeles estelares junto con una amplia selección de jugadores de la época de un gran número de naciones entre las que estaba Argentina, Polonia, Bélgica, Noruega, entre otras en la película Escape a la victoria.

Escape a la victoria (1981) John Huston

La película no se ha destacado por ser una de las mejores películas de la historia del cine, sino por haber utilizado un tema tan fuerte como la guerra para exaltar un deporte tan hermoso como el fútbol, destaca por haber puesto en pantalla al llamado mejor jugador de la historia, el rey Pelé y destaca por que junto a el la mitad del reparto es conformado por futbolistas profesionales.

Esta costumbre de utilizar futbolistas como actores se ha popularizado cada vez más con el paso de los años, a veces sin importar si estos pueden entregar una buena actuación o no, lo que si pueden entregar es éxito comercial, ya que en esta generación donde los futbolistas son como rockstars seguramente su popularidad arrastra buenas resultados, (ya de por si los mega comerciales que los jugadores protagonizan funcionan como películas) Por ejemplo el cortometraje español «Porque hay cosas que nunca se olvidan» que ostenta el titulo de ser el cortometraje más premiado de la historia tiene en su reparto al defensa italiano Fabio Cannavaro que seguramente tiene que ver bastante en la obtención de varios de sus premios.

PORQUE HAY COSAS QUE NUNCA SE OLVIDAN (2008) Lucas Figueroa. LMF Films

Aunque la mayoría de veces las apariciones de estos astros del fútbol se limita a papeles secundarios como el que hace Zidane en «Astérix en los juegos olímpicos» o simples rellenos para acompañar al personaje principal como ocurre en la totalmente futbolera trilogía «Goal!» en donde toda la playa mayor del Real Madrid acompaña al protagonista.  Pero hay casos en que los futbolistas se vuelven parte indispensable de la trama como sucedió con Neymar en xXx: Reactivado o incluso en casos mucho más extraños s vuelven los protagonistas como sucede en la película colombo-agentina «Por un puñado de pelos» protagonizada por Carlos el Pibe Valderrama.

Por un puñado de pelos (2014) Néstor Montalbano

Una tendencia atipica, seguramente cada vez se vuelve más y más popular conforme la fama de los deportistas del deporte reina siga en aumento. Por el momento no hemos sacado un gran actor de las canchas de fútbol, pero esperemos que con el tiempo como ha sucedido en el campo musical de este nuevo recurso de búsqueda de «actores» que sabemos que es con fines mercantiles salga un gran actor. Sin embargo porque no divertirnos con la curiosidad de ve un crack del balón en las cámaras de cine.

 

About the Author

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *